Menu

Maquillando a la novia para su boda

Llego el gran día de la boda y lo ideal es ofrecer la mejor imagen, la protagonista definitivamente es la novia, y para ella, este es el evento soñado, el evento esperado, de mayor felicidad y alegría.

Conseguir el look perfecto es de mucha importancia, por ello el maquillaje junto con el vestido, el peinado y los zapatos juegan un papel predominante cuando se busca la imagen perfecta, única, singular, de impacto para ese gran día.

El maquillaje que usara en la boda, la hará sentir y ver bella, ya que radiante se verá,  ya que eso lo da el amor y la felicidad que irradiara al estar llena de gozo, por llegar a la ceremonia donde se convertirá en la esposa de su amado.

Lo básico es saber cuáles son las preferencias de la novia y que se busca conseguir, tanto con el maquillaje como con el peinado. Cuando la asesora de imagen tenga claro cuál es el estilo en el que se concentrara, se analiza el estado del rostro, el tipo de piel, y cuál es el maquillaje más recomendable. Normalmente, se realizan varias pruebas para que la novia escoja cual es el maquillaje que más le gusta.

Una vez analizado el tipo de piel, se procede a realizar la prueba con la base, para determinar cuál es la más recomendable. Si se quiere conseguir un efecto mate o más luminoso,  se determina cual es la base ideal para lograr el efecto deseado, que a la vez ofrezca una buena cobertura y aseguren la durabilidad del maquillaje.

En el maquillaje, para la boda, los ojos, las pestañas y las cejas, adquieren un gran protagonismo, por eso es importante encontrar el equilibrio perfecto para que la novia luzca bella, radiante y natural. Si la novia no está acostumbrada a maquillarse los ojos, lo ideal es optar por tonos que no sean muy oscuros y que se difuminen bien, escogiendo paletas de sombras de tonos claros o irisados, que son más neutras, como el marrón, el dorado. En las mejillas y labios se consigue  el efecto que busca dándole protagonismo con el color, teniendo en cuenta además, si la boda se realiza de día o de noche, la estación del año, si se realiza en la playa, campo o en un lugar cerrado. La paleta de colores a utilizar dependerá en gran medida de estos factores.

A continuación, algunas recomendaciones que se deben   tener en cuenta, a la hora de elegir el maquillaje:

Para las novias de piel clara:

La piel clara tiende a irritarse con facilidad, por lo que las bases ideales para estas  son las que tienen matices beige y correctores con tonalidades amarillas, se deben evitar las bases de tonos rosados y tonos por encima o por debajo del color de piel. La base debe ser igual al color de la piel, para que no produzca efecto mascara.

Para las sombras de ojos se eligen tonos color champagne, dorados o fríos, como el color ciruela. Las sombras en tonos pastel, lila y rosas aportan color al bronceado. Por otra parte, si la boda es de día, se debe evitar el delineador negro en el parpado inferior, ya que endurece mucho la mirada. Se puede realizar un delineado sólo en el párpado superior estilo retro, años 50, en negro, marrón o gris humo.

 El blush on o colorete se elige con matices suaves, los colores nacarados son una excelente opción, para dar un destello metalizado a las mejillas y pómulos. Los tonos rosados son los ideales para este tipo de piel, tanto para ser usados de día o de noche.

Para los labios, un tono rosa siempre le quedara bien a una novia de piel clara, en caso de que desees impactar y dar más fuerza al maquillaje, puedes optar por un color fucsia o rojo, en texturas mates y de larga duración.  Ten en cuenta que si los ojos van maquillados en colores intensos los labios deben ir más suaves. Si lo que deseas es utilizar un labial más fuerte, el maquillaje de tus ojos debe ser  menos intenso.

Para novias de piel media:

La base de maquillaje debe ser en tonos cálidos, que aportan luminosidad, si la boda es durante el día, no uses bases satinadas, porque el efecto será brilloso en el rostro. Lo más recomendable es una base mate.

Con respecto a las sombras para los ojos, tus mejores aliados serán los tonos tierra para una boda durante el día, combínalos con tonos cobres, dorados y bronces. Utilizar un delineador marrón en lugar del negro te hará lucir una mirada más natural. Si la ceremonia es por la noche, puedes optar por un estilo de sombras en los mismos tonos bronce, más oscuros, en forma smoke, con delineador negro.

Para las mejillas y pómulos, usar polvos dorados o bronces, le darán un punto de luz a las mismas, puedes utilizar un blush on  anaranjado, con un toque de brillo, para ese maquillaje digno de una novia feliz.

Cierra con broche de oro, colocando en los labios colores coral, con un gloss para dar el efecto de frescura, otra opción puede ser un labial con cobertura total con acabado mate.

Para novias de piel morena:         

Este tipo de piel se luce con bases ligeras, en texturas luminosas y tonos cálidos, que no recargan tu cutis. Los colores que más destacan en este tipo de rostros son los intensos y las texturas doradas y metalizadas.

Cuando la boda se realiza de día, se pueden utilizar sombras en tonos bronce, doradas y beige, con delineadores en tonos marrones y chocolate, mascara negra o marrón oscuro para las pestañas. Sombras verdes, tornasoladas y azules  serán tus mejores aliadas para conseguir una mirada impactante. Los delineadores verdosos y azules también te quedarán perfectos durante la noche.

Los pómulos y las mejillas se verán de impacto con el color ciruela y el color naranja.

Labiales intensos como naranjas y fucsia, harán de la novia la más bella Si la boda es durante el día utiliza colores translúcidos, beige, nude y anaranjados no pueden fallar.

Go Back

Comment